Foto: cedida por Fairtrade UK
Producto

CACAO

País
COSTA DE MARFIL
Cooperativa
CAYAT
Nombre
KOUNAME EHUL EDITH

Descripción cooperativa

CAYAT se formó el 19 de octubre de 2010 con 283 productores y productoras de cacao para fomentar el cultivo sostenible  y promover mejoras  en sus condiciones de vida. Obtuvieron la certificación Fairtrade en 2012, y con la inversión de la Prima Fairtrade, CAYAT ha crecido y hoy cuenta con 3.089 integrantes, organizados en 38 grupos de aldeas. El tamaño de finca promedio de cada agricultor/a es de alrededor de 4 hectáreas y, en conjunto, producen más de 8.000 toneladas de cacao por año, alrededor del 23% de las cuales se venden en términos de Comercio Justo Fairtrade (cifra de 2018).

Las mujeres agricultoras representan alrededor del 10% del total. Precisamente, una de las líneas estratégicas de actuación de CAYAT  es su empoderamiento. Para ello, en 2015 creó una Sociedad de Mujeres que busca capacitar a las agricultoras para que desempeñen un papel más importante en la cooperativa. ¡¡La sociedad ayuda a que las mujeres a acceder a la tierra y a que puedan ejecutar proyectos que les hagan financieramente independientes , contribuyendo  a los ingresos familiares y la seguridad alimentaria.

Otra de las líneas de intervención va orientada a la diversificación de ingresos, para que no dependan únicamente del cacao.

Para más información, pinche aquí

Testimonio

Kouname Ehul Edith Laure cultiva cacao en Costa de Marfil y algunos otros productos de subsistencia. Conoce de primera mano el impacto del cambio climático en sus cultivos. “Está afectando el rendimiento y la calidad de nuestros árboles de cacao. En temporadas secas y sequías, los frijoles se encogen, y si podas cuando no llueve, los árboles pueden morir. Pero cuando llueve demasiado, no podemos cuidar nuestra finca adecuadamente ni podar, lo cual es necesario para combatir las plagas».

Para ella, pertener al movimiento del CJ ha sido muy positivo, sobre todo porque le ha permitido utilizar técnicas para hacer frente a esos impactos negativos. «Gracias a la escuela agrícola Fairtrade, hemos sido capacitados en buenas prácticas agrícolas y agroforestales. Hemos aprendido a plantar plántulas de cacao, a cavar y preparar el suelo adecuadamente y a cultivar árboles frutales para dar sombra», explica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.